Las asfixias

Asfixia significa etimológicamente falta de pulso, pero para la medicina actual asfixia es la alteración, disminución o interrupción significativa de la función respiratoria, habiendo un impedimento transitorio ó definitivo de los movimientos e intercambios gaseosos respiratorios y pulmonares.

Otras formas de definir a las asfixias son:

*Desde el punto de vista clínico: Es un síndrome (conjunto de síntomas y signos) hipóxico (del griego hipo: debajo y oxis: oxigeno), determinado por causas pulmonares ó cardíacas que repercuten sobre la hematosis ó sobre el intercambio de oxígeno a nivel de los tejidos.

*Desde del punto de vista médico-legal: se define como aquella causa que resulta de un impedimento mecánico y violento, a la penetración de aire en las vías respiratorias.

Para que la función respiratoria se produzca de manera normal, debiera existir aire atmosférico respirable que pudiese llegar a los pulmones, allí pasar a la sangre y transportarse por la misma hacia los tejidos y luego en la intimidad de los tejidos se realice un nuevo intercambio entre el oxígeno y el C02 para que éste último recorra el camino inverso hacia los pulmones para ser removido fuera del organismo.

Entonces diremos que las asfixias se deben a muy diversas causas y sus mecanismos de producción son discutidos, pues la causa de las mismas puede estar en el aire que inhalamos,(ej: Intoxicaciones por monóxido de carbono), en la estructura del pulmón, (ej: Lesiones por traumatismos severos que afectan la mecánica respiratoria), en la sangre que hace circular a los gases,(ej: Por disminución de la volemia sanguínea), en los tejidos que debieran recibirlo,(ej: intoxicaciones por cianuro) ó en los centros nerviosos que son los encargados de regular la respiración, (ej: Traumatismos craneoencefálicos severos).

Hipoxia: Es un trastorno en el cual el cuerpo por completo (hipoxia generalizada), o una región del cuerpo (hipoxia de tejido), se ve privado del suministro adecuado de oxígeno.
Los síntomas de la hipoxia generalizada dependen de la severidad y la velocidad de ataque. Estos incluyen dolores de cabeza, fatiga, náusea, inestabilidad, y a veces incluso ataques y coma. La hipoxia severa induce una decoloración azul de la piel (las células sanguíneas desoxigenadas pierden su color rojo y se tornan color azul o rojo oscuro).
Tipos de Hipoxias:
Hipoxia Anoxias: La causa primaria está en la vía respiratoria, son las conocidas como oxigenoprivas. Causas: OVACE, Altercación en la anatomía respiratoria, inhalación de gases tóxicos, etc.
Hipoxia Anémica: La causa está en la sangre, que tiene dificultad de trasportar el oxigeno, trastornos con la hemoglobina, etc.
Hipoxia por Estasis: La causa aquí está en el corazón que es insuficiente en poder bombear sangre hacia todo el organismo. Causas como el IAM (Infarto Agudo de Miocardio), o una insuficiencia cardíaca congestiva son ejemplos de este tipo de hipoxia.
Hipoxia Histotóxica: La causa aquí está en los tejidos que no tienen la capacidad de poder tomar el oxigeno de la sangre; ejemplo de este tipo de hipoxia son las intoxicaciones por cianuro.
Anoxia: es la falta de oxígeno.
En medicina la anoxia es la falta casi total del oxígeno en un tejido.